calidad cristiana: identidad y crisis del cristianismo-jose ignacio gonzalez faus-9788429316339

CALIDAD CRISTIANA: IDENTIDAD Y CRISIS DEL CRISTIANISMO

 (En papel)

JOSE IGNACIO GONZALEZ FAUS

, 2006
  • Nº de páginas: 390 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: SAL TERRAE
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788429316339
Suele decirse que el cristianismo está en crisis. Aunque tal diagnóstico pueda ser tachado de “eurocéntrico”, nos afecta al menos a los europeos, y es legítimo para nosotros abordarlo. La crisis conduce siempre a una búsqueda de la propia identidad, la cual ayuda a ver que, para el cristianismo, la salida de una crisis no puede consistir en “tocar a rebato” y proclamar reconquistas, sino en un tránsito tranquilo de la cantidad a la calidad. El primer paso para esa recuperación de la calidad será el redescubrimiento del Dios cristiano, en línea con la proclamación de Dietrich Bonhoeffer de que el Dios revelado en Jesucristo “pone del revés las ideas sobre Dios de una religiosidad general” (y resulta así más temible que ese dios “genérico” que es para todos, pero sobre todo para los poderes religiosos). Dios aparece como un misterio de Gratuidad que transforma al ser humano en un ser confiadamente receptor y, desde ahí, radicalmente solidario. Resulta entonces que verdades de fe como la divinidad de Jesús dejan de ser un “precinto de calidad” útil para garantizar afirmaciones de los poderes sagrados y tienen mucho que ver con cosas como la xenofobia o el racismo. De ahí brotan infinidad de tareas para la Iglesia: hacia dentro (jerarquía y pueblo de Dios) y hacia fuera (en temas como las religiones de la tierra y la globalización).

19.95€

19.95€

Datos del libro

  • Nº de páginas: 390 págs.
  • Editorial: SAL TERRAE
  • Lengua: CASTELLANO
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • ISBN: 9788429316339
  • Año edición: 2006
  • Plaza de edición: SANTANDER

Resumen

Suele decirse que el cristianismo está en crisis. Aunque tal diagnóstico pueda ser tachado de “eurocéntrico”, nos afecta al menos a los europeos, y es legítimo para nosotros abordarlo. La crisis conduce siempre a una búsqueda de la propia identidad, la cual ayuda a ver que, para el cristianismo, la salida de una crisis no puede consistir en “tocar a rebato” y proclamar reconquistas, sino en un tránsito tranquilo de la cantidad a la calidad. El primer paso para esa recuperación de la calidad será el redescubrimiento del Dios cristiano, en línea con la proclamación de Dietrich Bonhoeffer de que el Dios revelado en Jesucristo “pone del revés las ideas sobre Dios de una religiosidad general” (y resulta así más temible que ese dios “genérico” que es para todos, pero sobre todo para los poderes religiosos). Dios aparece como un misterio de Gratuidad que transforma al ser humano en un ser confiadamente receptor y, desde ahí, radicalmente solidario. Resulta entonces que verdades de fe como la divinidad de Jesús dejan de ser un “precinto de calidad” útil para garantizar afirmaciones de los poderes sagrados y tienen mucho que ver con cosas como la xenofobia o el racismo. De ahí brotan infinidad de tareas para la Iglesia: hacia dentro (jerarquía y pueblo de Dios) y hacia fuera (en temas como las religiones de la tierra y la globalización).

0

Valoración Media

Todavía no ha sido valorado

Valoraciones usuarios

  • (0)
  • (0)
  • (0)
  • (0)
  • (0)

Recomendaciones usuarios

  • 0% No ha sido todavía recomendado
Haz tu recomendación

Opiniones "CALIDAD CRISTIANA: IDENTIDAD Y CRISIS DEL CRISTIANISMO"

No hay opiniones para este producto

Hazte un hueco en la comunidad de Casa del Libro, regístrate