la lactancia en el antiguo egipto-manuel juaneda magdalena-9788495414441

LA LACTANCIA EN EL ANTIGUO EGIPTO

 (En papel)

MANUEL JUANEDA MAGDALENA

, 2014
  • Nº de páginas: 516 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: ALDERABAN
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788495414441
En el antiguo Egipto el amamantamiento duraba los tres primeros años de la vida, cuando el niño vivía inmerso en la unidad familiar amparado por la madre o la nodriza. La leche de mujer consolidó unos vinculos afectivos con carácter tan perdurble, que quedó plasmada en la tradicción literaria y funeraria. El cargo de nodriza regia ayudó a encumbrar el rango social de la mujer, siendo un motivo de orgullo, y excusa para acercarse a la fígura del hijo del monarca y quien sabe si algún día futuro rey. En tanto que el tutor, como equivalente masculino de aquélla, funcionario de prestigio ya entrado en la madurez, aún gozando de idéntico afecto, actuó menos como criador que como maestro consejero experimentado. Las escenas religiosas de amamantamiento del monarca, confirmaban el origen divino y la garantía de una vida ultraterrena. Describen la importancia en el ceremonial y en los ritos de la coronació. La leche materna tuvo también una consideración biológicavmuy destacada en la formación y crecimiento fetal, en las pruebas de viavilidad del niño y la fertilidad femenina. Las fuentes papirológicas médicas nos dicen cómo la leche humana, entre otras, figuró como ingrediente en recetas farmacológicas; aportan multitud de consejos que nos recuerdan a los modernos textos de puericultura y pediatría. La herencia iconográfica de las "Isis Lactans" fue el modelo para la representación de la Virgen María y su Divino Hijo en los albores del cristianismo y en el arte medieval.

25.00€

25.00€

Datos del libro

  • Nº de páginas: 516 págs.
  • Editorial: ALDERABAN
  • Lengua: CASTELLANO
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • ISBN: 9788495414441
  • Año edición: 2014
  • Plaza de edición: ESPAÑA

Resumen

En el antiguo Egipto el amamantamiento duraba los tres primeros años de la vida, cuando el niño vivía inmerso en la unidad familiar amparado por la madre o la nodriza. La leche de mujer consolidó unos vinculos afectivos con carácter tan perdurble, que quedó plasmada en la tradicción literaria y funeraria. El cargo de nodriza regia ayudó a encumbrar el rango social de la mujer, siendo un motivo de orgullo, y excusa para acercarse a la fígura del hijo del monarca y quien sabe si algún día futuro rey. En tanto que el tutor, como equivalente masculino de aquélla, funcionario de prestigio ya entrado en la madurez, aún gozando de idéntico afecto, actuó menos como criador que como maestro consejero experimentado. Las escenas religiosas de amamantamiento del monarca, confirmaban el origen divino y la garantía de una vida ultraterrena. Describen la importancia en el ceremonial y en los ritos de la coronació. La leche materna tuvo también una consideración biológicavmuy destacada en la formación y crecimiento fetal, en las pruebas de viavilidad del niño y la fertilidad femenina. Las fuentes papirológicas médicas nos dicen cómo la leche humana, entre otras, figuró como ingrediente en recetas farmacológicas; aportan multitud de consejos que nos recuerdan a los modernos textos de puericultura y pediatría. La herencia iconográfica de las "Isis Lactans" fue el modelo para la representación de la Virgen María y su Divino Hijo en los albores del cristianismo y en el arte medieval.

0

Valoración Media

Todavía no ha sido valorado

Valoraciones usuarios

  • (0)
  • (0)
  • (0)
  • (0)
  • (0)

Recomendaciones usuarios

  • 0% No ha sido todavía recomendado
Haz tu recomendación

Opiniones "LA LACTANCIA EN EL ANTIGUO EGIPTO"

No hay opiniones para este producto

Hazte un hueco en la comunidad de Casa del Libro, regístrate