la maquina enfurecida-eduardo cano-9788494411991

LA MAQUINA ENFURECIDA (En papel)

EDUARDO CANO , 2016

  • Nº de páginas: 134 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: TALENTURA
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788494411991
"En las antípodas del realismo sucio, mágico o de cualquier otro tipo, La máquina enfurecida contiene 22 relatos escritos a lo largo de una década. Cada uno de ellos trata de ser intervención, un acontecer sobre el papel. Es un libro de peripecias mínimas, donde predominan el lenguaje, lo no dicho, el gesto lírico, y la voz sobre la trama. Pero también pretende ser «un hacha que quiebre el mar helado que llevamos dentro».
La rabia antinatural de las gaviotas hace que los atiborrados turistas dejen sus cámaras para armarse con fusiles de asalto en la masacre («Si vais a Brighton»). La angustia de la muerte se hace una bandada de pájaros insomnes, que ocupa un árbol centenario en el jardín («Me conocían ya muy bien»). En un mundo parecido al nuestro («Medusianos») un padre de familia ingiere una vaca entera de un bocado, y el sexo solo se practica tras la rotura previa de los codos de los amantes.

En La máquina enfurecida el mundo es un decorado, un simulacro, un trampantojo, una trampa. Algo que no es exactamente lo que parece. La cárcel de una maquinaria creada, detalle a detalle, para nosotros, y en la que permanecemos encerrados como ratones en un laberinto (extracto del prólogo de Juan Jacinto Muñoz Rengel).

"

12.00€

12.00€

Datos del libro

  • Nº de páginas: 134 págs.
  • Editorial: TALENTURA
  • Lengua: CASTELLANO
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • ISBN: 9788494411991
  • Año edición: 2016
  • Plaza de edición: ES

Resumen del libro

"En las antípodas del realismo sucio, mágico o de cualquier otro tipo, La máquina enfurecida contiene 22 relatos escritos a lo largo de una década. Cada uno de ellos trata de ser intervención, un acontecer sobre el papel. Es un libro de peripecias mínimas, donde predominan el lenguaje, lo no dicho, el gesto lírico, y la voz sobre la trama. Pero también pretende ser «un hacha que quiebre el mar helado que llevamos dentro».
La rabia antinatural de las gaviotas hace que los atiborrados turistas dejen sus cámaras para armarse con fusiles de asalto en la masacre («Si vais a Brighton»). La angustia de la muerte se hace una bandada de pájaros insomnes, que ocupa un árbol centenario en el jardín («Me conocían ya muy bien»). En un mundo parecido al nuestro («Medusianos») un padre de familia ingiere una vaca entera de un bocado, y el sexo solo se practica tras la rotura previa de los codos de los amantes.

En La máquina enfurecida el mundo es un decorado, un simulacro, un trampantojo, una trampa. Algo que no es exactamente lo que parece. La cárcel de una maquinaria creada, detalle a detalle, para nosotros, y en la que permanecemos encerrados como ratones en un laberinto (extracto del prólogo de Juan Jacinto Muñoz Rengel).

"

0

Valoración Media

Todavía no ha sido valorado

Valoraciones usuarios

  • (0)
  • (0)
  • (0)
  • (0)
  • (0)

Recomendaciones usuarios

  • 0% No ha sido todavía recomendado
Haz tu recomendación

Opiniones de los lectores sobre "LA MAQUINA ENFURECIDA"

No hay opiniones para este producto

Hazte un hueco en la comunidad de Casa del Libro, regístrate

Estantes en los que está guardado

  • Este libro no se encuentra en ningún estante