luciernagas en la oscuridad: la otra realidad-mercedes de la rosa-9788498869354

LUCIERNAGAS EN LA OSCURIDAD: LA OTRA REALIDAD


MERCEDES DE LA ROSA

, 2010
  • Nº de páginas: 380 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: VISION NET
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788498869354
Hoy el ambiente está cargado entre Maite y él, y no sabe por qué. Cada vez que se cruzan por el pasillo nota una descarga de energía negativa que le eriza los vellos de la nuca. Es tan palpable, que los niños también se han contagiado y vagan desorientados de una cosa a otra perdiendo el tiempo, discutiendo y peleando. Aunque comprende el origen, se está empezando a impacientar; todo el mundo está en pie desde hace dos horas y media y no hay forma de que cada uno de los integrantes de este grupo caótico que es su familia esté dispuesto para la marcha. No quiere perder los nervios, porque sabe que si lo hace, la tensión que se palpa en el ambiente y en cada uno de ellos puede dispararse, de forma que trata de instarlos con fuerza pero sin enojo: —Venga, niños, ya está bien, no pienso esperaros ni un segundo más. Willy date un poco más de prisa, y tú Nacho, termina el desayuno. —Papá, papá, Nacho me ha escondido el cuaderno, dile que me lo dé.

18.50€

17.58€

Datos del libro

  • Nº de páginas: 380 págs.
  • Editorial: VISION NET
  • Lengua: CASTELLANO
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • ISBN: 9788498869354
  • Año edición: 2010
  • Plaza de edición: MADRID

Resumen

Hoy el ambiente está cargado entre Maite y él, y no sabe por qué. Cada vez que se cruzan por el pasillo nota una descarga de energía negativa que le eriza los vellos de la nuca. Es tan palpable, que los niños también se han contagiado y vagan desorientados de una cosa a otra perdiendo el tiempo, discutiendo y peleando. Aunque comprende el origen, se está empezando a impacientar; todo el mundo está en pie desde hace dos horas y media y no hay forma de que cada uno de los integrantes de este grupo caótico que es su familia esté dispuesto para la marcha. No quiere perder los nervios, porque sabe que si lo hace, la tensión que se palpa en el ambiente y en cada uno de ellos puede dispararse, de forma que trata de instarlos con fuerza pero sin enojo: —Venga, niños, ya está bien, no pienso esperaros ni un segundo más. Willy date un poco más de prisa, y tú Nacho, termina el desayuno. —Papá, papá, Nacho me ha escondido el cuaderno, dile que me lo dé.

0

Valoración Media

Todavía no ha sido valorado

Valoraciones usuarios

  • (0)
  • (0)
  • (0)
  • (0)
  • (0)

Recomendaciones usuarios

  • 0% No ha sido todavía recomendado
Haz tu recomendación

Opiniones "LUCIERNAGAS EN LA OSCURIDAD: LA OTRA REALIDAD"

No hay opiniones para este producto

Hazte un hueco en la comunidad de Casa del Libro, regístrate

Estantes en los que está guardado

  • Este libro no se encuentra en ningún estante