cuentos africanos-henri gougaud-9788430115129

CUENTOS AFRICANOS

 (En papel)

HENRI GOUGAUD

, 2003
  • Nº de páginas: 192 págs.
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • Editorial: SIGUEME
  • Lengua: CASTELLANO
  • ISBN: 9788430115129
¿Dónde nacen los cuentos? Tal vez la respuesta más sencilla sea que en el corazón de los hombres. Sin embargo, en África se piensa que también son dados a luz por la sabana, el desierto, los bosques e incluso el cielo que noche tras noche se llena de estrellas.
La vida de toda persona se desarrolla al calor de los cuentos escuchados y también, quizás, en el eco que producen los cuentos que se relatan a los otros. Así, la vida del narrador se convierte unas veces en lucha contra la desgracia que le persigue, como les sucede a Krutongo y a su esposa; otras en esfuerzo por mantenerse impasible en todo momento para que nada le afecte, como ocurre con Kotendimina; a veces, el narrador desearía ser generoso y magnánimo con las necesidades de quienes le rodean, como el príncipe Hatim Tai; por último, quisiera aferrarse desesperadamente al amor casi imposible que le hace gastar todas sus energías en el ser querido, como sutilmente revela Fahima, la de las cuatro caras.

14.00€

13.30€

Datos del libro

  • Nº de páginas: 192 págs.
  • Editorial: SIGUEME
  • Lengua: CASTELLANO
  • Encuadernación: Tapa blanda
  • ISBN: 9788430115129
  • Año edición: 2003
  • Plaza de edición: ES
  • Traductor: MERCEDES HUARTE

Resumen

¿Dónde nacen los cuentos? Tal vez la respuesta más sencilla sea que en el corazón de los hombres. Sin embargo, en África se piensa que también son dados a luz por la sabana, el desierto, los bosques e incluso el cielo que noche tras noche se llena de estrellas.
La vida de toda persona se desarrolla al calor de los cuentos escuchados y también, quizás, en el eco que producen los cuentos que se relatan a los otros. Así, la vida del narrador se convierte unas veces en lucha contra la desgracia que le persigue, como les sucede a Krutongo y a su esposa; otras en esfuerzo por mantenerse impasible en todo momento para que nada le afecte, como ocurre con Kotendimina; a veces, el narrador desearía ser generoso y magnánimo con las necesidades de quienes le rodean, como el príncipe Hatim Tai; por último, quisiera aferrarse desesperadamente al amor casi imposible que le hace gastar todas sus energías en el ser querido, como sutilmente revela Fahima, la de las cuatro caras.

0

Valoración Media

Todavía no ha sido valorado

Valoraciones usuarios

  • (0)
  • (0)
  • (0)
  • (0)
  • (0)

Recomendaciones usuarios

  • 0% No ha sido todavía recomendado
Haz tu recomendación

Opiniones "CUENTOS AFRICANOS"

No hay opiniones para este producto

Hazte un hueco en la comunidad de Casa del Libro, regístrate

Estantes en los que está guardado

  • Maria Angeles Magdaleno Aranda - Cuentos para pensar (2)